Cómo sobrevivir con un sueldo variable o de comisión por ventas

Cómo sobrevivir con un sueldo variable o de comisión por ventas

Llevo 15 años viviendo con esa presión, y tampoco se está tan mal. Algunos amigos y algunos familiares, cuando empecé en el mundo de las ventas, me comentaban que cómo puede vivir con esa incertidumbre de no saber cuánto iba a ganar este mes o el siguiente.

A todos nos enseñaron desde la escuela hasta la universidad en tener tu sueldo fijo a fin de mes, sin la más mínima posibilidad de ganar más. Ésto de que tu sueldo dependa de tus ventas, no era bien visto en la España hace 20 años(ahora a lo mejor no tanto). De hecho, en un país donde ser funcionario es un éxito (sin criticar a los funcionarios), tener un sueldo variable genera cierto “shock” en algunas personas.

Cierre más ventas con menos esfuerzo

Te envío Mi guía para cerrar más Ventas con menos esfuerzo, y cómo convertir tus objeciones de clientes en oportunidades 

Vivir con incertidumbre y presión es algo a lo que uno se acostumbra, pero no todo el mundo lo comprende. Como bien es sabido, el sueldo fijo de un vendedor no es elevado. Éso en el mejor de los casos, porque si hablamos de vendedores freelance o agentes comerciales, el sueldo fijo no existe, y dependen, exclusivamente de sus comisiones.

Este post va dirigido a tí que vendes, o a tí que no vendes. Si tú no vendes, mostrarte qué situaciones y características pasa un vendedor para ganarse su salario, y si vendes, estoy seguro que te sonará todo lo que te voy a contar.

 

Situaciones características cuando tus comisiones y sueldo depende de tus ventas:

1. Vivir con incertidumbre de ganar dinero

Hay personas que no llevan bien esta situación. Como comenté antes, no nos han enseñado en la escuela y universidad el sentido de la incertidumbre ( Ni cursos de ventas). La idea de jugárnoslo día a día, no es apto para muchas personas.

La venta lleva adherida la incertidumbre. Ni el mejor de los vendedores te dirá exactamente lo que va a ganar el próximo año.

Pero los buenos profesionales de las ventas sí están convencidos de que ganarán más dinero que el año pasado.

Como todo, al final te acostumbras a la incertidumbre, y se puede vivir con ella.​

2. Presión de ventas, o de ganar más dinero.

Además de la incertidumbre, añade la presión. La presión de tus jefes, empresas, y muchas veces, la misma presión a la que uno mismo se somete.

La presión de vender más está asociada muchas veces a ganar más dinero o que no te despidan. Ese viaje anhelado, un nuevo coche o el capricho más deseado, dependen de tus ventas.

Por otro lado, cada año nos suben el objetivo con la consecuente presión, o cuando tenemos una mala racha de ventas muchos vendedores debemos saber gestionar la presión. Es muy importante tener la mente fría, no dejarse llevar por las emociones, no venirse abajo y, sobre todo, pensar en cómo salir de esta situación. Mi consejo: trabajo, trabajo, trabajo e inteligencia.

Hay personas que renuncian o dejan ese puesto de trabajo por no soportar la presión. Te paso un artículo muy ilustrativo, sobre lo que está ocurriendo en el sector financiero. Como antiguos empleados de banca lo está pasándolo muy mal en sus puesto de trabajo, por la presión de las ventas

>> VER ARTICULO<<

3. Saber gestionar tu trabajo y tiempo para vender más, y ganar más dinero

Una de las cosas que más he aprendido, y tengo que seguir aprendiendo, es gestionar mi trabajo. Intento no hacer lo mismo todos los días. De esta forma, mi trabajo es menos monótono, soy más productivo y más feliz, sobre todo más tiempo para vender.

Hay vendedores que tienen su ritual matutino: llamadas/reunión, propuestas, reunión interna, etc. No es que no tenga nada con las rutinas, lo que pasa es que, como ser humano, tendemos a aburrirnos. Si te planteas hacer tareas por días, o tramos de días puede ser más productivo. Por ejemplo: Llamadas a nuevos clientes los martes para la mañana, hacer un email de prospección los lunes por las mañanas, reuniones con clientes los jueves y viernes, etc. De esta forma acabas menos quemado, rindes más en cada tarea y te aburres menos.

Sabemos que los vendedores, tenemos que atender a nuestros clientes, pero es bueno tener un cierto orden de tareas. Empieza a cambiar pequeños hábitos, y verás que no te miento, vas a tener más tiempo para vender.

​El vendedor que gestione bien su tiempo, tendrás más oportunidades de vender.

No dejes de escuchar este podcast de Productividad que nos dejo Miquel Nadal, cuando paso por Sales Machine

>>Oir podcast de Neuroproductividad<<

4. No te puedes permitirte estar de baja mucho tiempo, al final, pierdes ventas

El que me diga lo contrario es que no lo ha vivido en sus “carnes”. Estar mucho tiempo de baja si eres vendedor, por desgracia, resienten las ventas. Puedes tener un apoyo de compañeros en ciertas operaciones, pero pierdes contacto y oportunidades en el mercado.

No te digo ya, si eres freelance o agente comercial que tu negocio depende de tus ventas.​

Depende del tipo de baja, puedes tener la opción de trabajar desde casa. En mi caso, en el mes de junio de 2016, estuve 3 semanas de baja por el nacimiento de mi hija. Fue un embarazo y parto complicado, y los meses previos al nacimiento no estuve muy centrado en mi trabajo.

Las semanas que estuve de baja sólo crucé algunos emails con clientes. Si sumas, además, las semanas previas al parto, que tampoco estaba muy centrado por la preocupación del embarazo, causó que me plantara en junio con menos del 50 % del objetivo anual, con poca moral y a vísperas del verano. Finalmente, y lo contaré en otros post, utilicé mis técnicas que conté en este post >>Email prospecting<<, que hicieron que los meses de julio y septiembre hayan sido los mejores meses de ventas de mi carrera.

5. Posibilidad de ganar más dinero, y algo más

Cómo te expliqué antes, en el otro apartado, nos enseñaron a tener un sueldo fijo mensual, y nos dá pánico que parte de nuestro sueldo dependa de algo variable.

Pero hay personas que eso se lo toman con un plus, o un reto, y eso es quizá lo que diferencia a las personas que no venden suficiente, de las que venden.

Esa recompensa por vender, por dar un buen servicio y por participar en el éxito de un cliente, tiene un componente monetario( dinero), y espiritual( el trabajo bien hecho), son de las cosas que más valoramos las personas que estamos metidas en ésto de las ventas.

6. No hay relax y no hay descanso. Si quieres, por supuesto ganar más dinero.

Si trabajas en una empresa de la que no hay límite en las comisiones de ventas o un emprendedor, tus ingresos son directamente proporcionales a tu esfuerzo e inteligencia de gestionar el tiempo.

Si tienes una necesidad imperiosa de vender, para conseguir algo, como el nivel de ingresos familiar, mantener tu negocio, un viaje o un coche nuevo, va a depender mucho del nivel de sacrificio.

En los vendedores, el sacrificio más codiciado es el tiempo y la inteligencia con que se usa ese tiempo. Si utilizas el tiempo con inteligencia completarás las tareas más importantes y podrás aumentar tu cuota de ventas.

Pero por otro lado, no es bueno siempre sacrificar el tiempo. Si tienes familia con niños pequeños, como es mi caso, ya es inviable esas largas tardes en la oficina de forma rutinaria. No te digo que no lo hagas en meses en los hay que apretar (sobre todo a principios de año), pero se debería tener un equilibrio trabajo y ocio.

He comprobado que cuanto más lúcido y despejado estés en las ventas, lo verás todo más positivo y claro.

Puedes salir de la zona de confort al no tener descanso para conseguir tus objetivos deseados. Pero debes descansar, desconectar, y no llevarte los problemas de la oficina a casa. Te advierto que tu salud lo puede acusar.

Dependiendo de cada caso, habrá vendedores con grandes sueldo fijos, otros con sueldo mínimo y otros sólo comisiones, (freelance, y agentes comerciales) pero con altas comisiones.

Todos tienen algo en común, que en su mano está la permanencia de su estilo de vida, estabilidad económica y familiar.

Si te ganas la vida vendiendo espero tus comentarios. Si te gustado el post, no dejes de compartirlo, y se haces un comentario, me ayudarías a que mi proyecto crezca un poco más.

Nos vemos en las redes.

Deja un comentario