Bienvenidos nuevamente a Sales Machine. Seguimos en la senda de títulos potentes, hoy: “Tu ego te puede causar problemas”. En este podcast, Luis Font y este servidor, Daniel Ronceros, desgranamos los problemas de ego con los que hemos podido encontrarnos.

Ego, antítesis de la empatía


Lo primero que hay que decir,  es que el ego en las ventas es la antítesis de la empatía, y por lo general, suele pasar factura.
A todos nos ha pasado, al menos una vez, que tenemos una venta casi cerrada y de pronto la situación cambia. Hay vendedores que, frente a este tipo de situaciones, no pueden contenerse y explotan. Pero, más allá de lo que podamos sentir, que es muy normal, debemos respetar la decisión del cliente.

Cuando te enfadas, dices cosas que no se deben decir
, de las cuales luego te puedes arrepentir. Ciertamente, eres libre de pensar lo que quieras, pero cuando se está enfadado, lo mejor es no responder, o pensarse bien lo que se va a decir. La mejor técnica para evitar incurrir en ese error es contar hasta 10 antes de soltar algo. 

Vencer el ego con la madurez


Creer que siempre se tiene la razón
también es, además de una falta de empatía, una manifestación de ego. Incluso, en ocasiones extremas, hay gente que cuando no sabe algo, se lo inventa. Ese tipo de actitud es tan nociva que, termina por arruinar un negocio o matar una venta.

Se trata de un comportamiento hormonal que afecta principalmente los hombres. Cuando se es muy joven, uno piensa que tiene la razón en todo, pero a medida que la vida nos va “pegando tortas”, nos damos cuenta del error que estamos cometiendo y nos hacemos más humildes, con lo que terminamos de entender que hay que seguir aprendiendo cada día.  

La edad también ayuda. Hemos visto muchos managers jóvenes “endiosados” que piensan que por estar en determinados equipos de trabajo son la “releche”, y que se creen que saben mucho más que los que están por debajo. Ese es un estilo de liderazgo malo y absolutista, que cada vez más está quedando desfasado.


El ego en el cliente


Dejar salir el ego no es un mal exclusivo del vendedor, también puede llegar a suceder, en un momento dado, con los llamados “clientes difíciles”, aunque es menos frecuente. Básicamente, podemos encontrarnos con dos tipos de clientes con mucho ego:

Por otra parte, hay clientes que suelen hablar mal de la competencia, y eso, de igual modo, es un síntoma de ego que cae muy mal. No obstante, puede haber gente con muchísimo ego que es capaz de conectar muy bien. En resumen, para triunfar debemos saber aplicar la máxima que dice: “Si quieres vender, muérdete la lengua”. Ya sabes lo que te toca, ¿eh?.

Escucha»62 – Tu EGO te puede causar problemas» en Spreaker.

No te dejes llevar por tu ego. Si te gustó este post, compártelo. También puedes dejarme tus comentarios o sugerencias.

Nos vemos en las redes.