Aprender a rebatir las objeciones  es una habilidad  difícil, pero juega un papel crucial en tu crecimiento profesional. La objeción “Ya tengo proveedor” no es la más común de todas pero si  una de las más complejas de vencer, pero en el video de hoy te voy a enseñar dos formas de hacerlo.

Está objeción tiene diferentes matices como “ya tengo los servicios cubiertos” o “No necesito nada mas ahora”

¿Te cuesta vender en tu negocio?

Descubre cómo aumentar en un 75% tus ventas con estos sencillos trucos que podrás aplicar hoy mismo 

¿Cómo convencer a alguien que ya “tiene proveedor” de que tú tienes una mejor opción?

Descubre quien está detrás:

Cuando recibas esta objeción lo primero que necesitas saber es quien está detrás, pregunta directamente “¿Quién es tu proveedor”?

Obtener esté dato te ayudará a saber  si el proveedor es un competidor directo, o por el contrario es solo una percepción del cliente, es decir, el cliente piensa que su servicio está cubierto, pero es probable que se trate de una solución complementaria y por tanto aun puedas encontrar una oportunidad de ventas.

Atrévete a preguntar y si vez la oportunidad no la dejes ir, explícale al cliente que con su proveedor realmente ha adquirido una solución complementaria y con argumentos demuestra como la tuya puede ayudar.

Pero, qué pasaría si es competencia directa.

¿Cuándo el proveedor es competencia directa?

Aquí ya se torna más complicado porque tienes que ser mejor que tu competidor y debes demostrarlo, puedes aplicar algunas de las siguientes opciones:

  1. Demuestra como otros de tus clientes se han pasado a ti o tu negocio y las razones por las que lo han hecho.
  2. Encuentra los errores de tu competidor y demuestra como tú puedes resolverlos.

¿Listo para rebatir objeciones?