¿ Has tenido envidia de algún compañero de trabajo? yo la tuve y la superé

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

¿Qué pasa cuando tu compañero lo hace mejor que tú?

En este post te voy a contar una de las cosas que a un vendedor le desvía de sus objetivos, y es fijarse en las ventas de tus compañeros. No estoy mintiendo si te digo que a veces te hace “subir” la moral si vendes más que tus compañeros, pero, puede ser, en algunas ocasiones negativo, para el ambiente de trabajo. La peor de las situaciones se da cuando tienes una mala racha, y ves que tus compañeros venden más que tú, ¿te ha pasado alguna vez. Pues a mí síy varias veces

Es una situación que seguro has vivido como vendedor alguna vez ¿ A que sí ?. Seguro que sí, yo las sufrí sobre todo en mis primeros años como vendedor y con el tiempo la he ido superando.

Los motivos, por los cuáles tus compañeros vendan más que tú, pueden ser por: mala rachas, mala gestión de los cierres de venta, problemas personales, bajo rendimiento o simplemente, porque venden más que tú.

Te voy a mostrar 6 comportamientos que he sufrido en mis propias “carnes” con esta situación. Si lo has pasado, espero que te sientas identificado. Si eres un director comercial es bueno son sepas cuáles son este tipo de situaciones, y solucionarlas lo antes posible. Allí van:

#1 Me molestaba y no sabía que hacer:

En mis primeros años en las ventas, era puro “corazón” y mi estrategia de ventas se basaba llamar, llamar y llamar, sin foco. Me enfadaba mucho, sobre todo porque estaba haciendo un gran esfuerzo por vender, y no obtenía los resultados deseados

Me daba la sensación que todo el mundo estaba felíz a mi alrededor, menos yo. La situación se convertía en una pesadilla si no controlas las emociones.

Recomendación: Trágate tu enfado, trabaja, trabaja y trabaja en silencio. Sólo con eso se sale adelante. Céntrate en llamar, conseguir reuniones y una estrategia.

#2. Me motivaba a vender más

Utiliza este tipo de situaciones para “resurgir” como el Ave Fenix. Si ves que las cosas no te salen bien, y al compañero de al lado le va muy bien, te puede motivar a que vendas más. Conozco personas que les va muy bien este tipo de actitud( a mí personalmente), y se crece en estas situaciones ¿ te ha pasado a tí?.

Recomendación: Es una forma de venirse arriba y subir la moral. Ya has tocado techo, así que no pierdes nada.

Leéte el post “Cómo los “noés” me hicieron mejor vendedor”

# 3 No te disgusta pero…

Se llama compañerismo, es una situación en la cuál no te molesta, porque realmente crees que es justa. Piensas que la gente vende porque se ha esforzado por conseguirlo y ya está. Aunque no estés pasando una buena racha, es algo circunstancial. Es la situación de la típica “envidia sana. Es una envidia buena y es la que todo vendedor la debe tener.

Recomiendo: Está bien pensarlo y felicitar a tu compañero por sus logros. Pero que no se quede allí y te conformes. Intenta buscar tu momento de gloria, trabaja, trabaja y trabaja, en silencio.

conflictos laborales en departamentos de ventas

#4 Te hace aprender de los vendedores “buenos”

He tenido la gran suerte de trabajar con buenos vendedores, y he aprendido muchísimo. Si ves que un compañero lo hace genial y es un “fuera de serie”, en este caso no caigas en el orgullo, y pregúntale cómo lo hace, cúal es su secreto. Te prometo que no te arrepentirás y ganarás un aliado.

Recomiendo: Pregunta a los mejores o quienes creas que lo hacen muy bien, quizá te sorprendan y también te pregunten a tí cosas que creen que tú domines.

#5 Te deprime el no vender

Caer en el decaimiento y tristeza no es la mejor estrategia. Deprimirse va a traerte consecuencias.

-Primero, tus clientes te lo van notar, y no es bueno.

– Segundo, tus compañero también lo van a notar, ¿ y qué les va decir?, ¿que estas deprimido porque no vendes?.

En esta situación es bueno que lo hables con el director de ventas o responsable porque puede convertirse en un asunto complicado.

Recomiendo: No caer en esta situación por nada del mundo. Intenta provocar el “estado de todo me dá igual”, te explico: es un estado en el cuál “si sale, bien sino, también”, intenta relajarte, sal con amigos o familia, mantente distraído, pero no dejes de trabajar. Este estado de “todo me da igual” está bien llevarlo sólo durante un tiempo hasta que vuelvas a tu estado “normal”.

#6 Te dá la satisfacción que vendan tus compañeros = que le vaya bien a tu empresa

Fomenta el compañerismo. Es una actitud positiva, y crea buen ambiente laboral. Es importante que tus compañeros reciban tu reconocimiento, ya que ellos también se alegrarán de tus éxitos. Además ésto quiere decir que, tu empresa va bien, y tiene un servicio que aporta valor a sus clientes. Aunque ahora las cosas no te vayan muy allá, sabes que el servicio/ producto no es competitivo.

Recomiendo: Alégrate cuando un compañero vende. Te hará pensar que cualquier venta es posible si uno se lo propone. Además te ves reflejado cuando tú también lo haces.

He visto personas que, por haber conseguido una venta en un momento dado, han “salvado” su “puesto” de trabajo. No te imaginas la alegría que pude tener en estas situaciones

En los departamentos de ventas, mi consejo es que seas buena “gente”. Aunque, en las situaciones que no tengas una buena racha de ventas, tus compañeros te echarán una mano. Y cuando vendas celebrarán tus ventas

La generosidad me ha abierto muchas puertas en las ventas, y me ha permitido a su vez, ​poder apostar por ciertas personas y por otras no. Respecto a los comportamientos, yo apuesto por tener envidia “sana”, aprender de los mejores, y alegrarte por los éxitos de tu empresa.

Si te ha gustado este post, no dejes de compartirlo en las redes sociales y si quieres hacer un comentario estarás contribuyendo a otros vendedores

Nos vemos en las redes.​

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Hay 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *